PIROPOS ATREVIDOS PARA MUJERES

Causa sensación con estos piropos atrevidos para mujeres. ¡Ponle en práctica!

Bonita blusa, ¿puedo hablarte sin ella?

Bonitas piernas. ¿A qué hora abren?

Bonitos pantalones, quedarían muy bien en el suelo de mi dormitorio.

Como quisiera ser Tarzán, para ir de rama en rama, hasta llegar a tu cama.

Con esa blusa transparente a mí se me ven los pensamientos.

Con tu regla y mi crayola, qué castillo te diseño.

Dame un punto en el espacio y moveré el mundo.

Dame una sola razón para no violarte.

Discúlpame… ¿Tienes hora?… es que se me paró cuando te vi.

El que esté a dieta no quiere decir que no pueda ver el menú.

Eres el complemento ideal para mi dormitorio.

Estás como me la recetó el médico.

Hola, estoy realizando un estudio para ver cuántas mujeres tienen aretes en los pechos, ¿me dejas ver?

Hermoso Vestido, quedaría muy bien en el suelo de mi dormitorio.

Hola, soy nuevo acá, ¿me puedes decir dónde queda tu departamento?

Huy… Mamacita… tú de rojo y yo con este antojo.

Jugar al doctor es para niños, ven y juguemos al ginecólogo.

Los ángeles no tendrán espalda… pero qué cola, Dios mío.

Mamacita, dichoso el clavo que ponche esas llantitas.

Mamacita, juguemos al 42… tú te pones de 4 y yo de 2.

Mami, estás Bárbara por delante y Santa por atrás.

Mamita… juguemos al pancho, tu pones los panes que yo meto la salchicha y después te echo un poco de mayonesa.

Me gustaría ser papa frita para acompañar ese lomo.

¡Morena! ¡Tienes los ojos como dos sartenes, cuando te los miro se me fríen los huevos!

No muevas tanto la cuna que me vas a despertar el nene.

Perdí mi número de teléfono, ¿me das el tuyo?

Que buena ensalada de frutas haríamos con mi banana y tu fresa.

Qué bonitas piernas… ¿A qué hora abren?

Que dichosa mañana aquella en que aparezcan tus hermosos zapatitos debajo de mi cama.

¡Qué globos, y yo sin fiesta!

Que curvas y yo sin frenos.

Quisiera ser pirata, no por el oro ni la plata, sino, por ese tesoro que tienes.

Si esa es la cola... ¡me imagino la película!

Si tu pierna izquierda fuera viernes y tu pierna derecha fuera domingo… déjame pasar un fin de semana contigo.

Ud. de rojo y yo con este antojo.

Vaya niña, tú con tanta carne y yo pasando hambre.

Wow que cosita tan linda.