FRASES DE AMOR

Las mejores frases de amor cuidadosamente seleccionadas para la persona que amas.

Amada mía, que tu mirada no se borre jamás de mi mente.

Amar es la solución para vencer a la soledad cuando se está sólo.

Amor es elegir a alguien, volverlo a elegir cada día y compartir sueños.

Amor, palabra de cuatro letras difícil de conjugar, porque no todos tenemos la misma forma de amar.

Aunque en tu corazón hay lugar para mucha gente, guarda un pequeño rincón para mí, no importa si no es el mejor.

Cada día te quiero más, ¿pero cómo puede ser si ayer creía quererte como nunca?

Cuando mires las estrellas acuérdate de mí, porque en cada una de ellas, hay un beso para ti.

Cuando termines de contar todas las estrellas del cielo entonces sabrás cuantas veces pensé en ti.

De una simple semilla nace una flor y de una simple mirada nace el amor.

Dejaré de amarte el día que alguien sea capaz de pintar el sonido de una lágrima al caer.

El agua necesita de fuego para hervir y yo necesito de tu amor para vivir.

El amor comienza cuando lo tuyo y lo mío, se transforma en lo nuestro.

El amor es como la droga, una vez que estás dentro ya no puedes salir.

El amor nace del recuerdo, vive en la inteligencia y muere en el olvido.

El amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males.

El cielo está nublado y a punto de llover, así están mis ojos cuando no te puedo ver.

El corazón es la única máquina que después de ser destruida sigue trabajando.

En la vida sé que hay mucho dolor, pero mis penas se alivian con tu amor.

Estar enamorado no significa mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección.

Hay veces que el amor más intenso se oculta detrás del silencio más profundo.

Hoy dormirás con los ángeles y soñarás conmigo, pero mañana dormirás conmigo y soñarás con los ángeles.

Las aguas buscan los ríos, los ríos buscan el mar, yo sólo busco tus labios para calmar mi sed.

Las aguas buscan los ríos, los ríos buscan el mar, yo sólo busco tus labios para poderlos besar.

Las cosas más bellas del mundo no se ven ni se toca, sólo se sienten en el corazón.

No importa dónde nos encontremos, aún en el lugar más oscuro de la tierra, el amor siempre iluminará nuestros caminos.

No me digas: mi vida; dime: mi cielo, porque mi vida se acaba... pero el cielo es infinito.

Nunca digas nunca, nunca digas siempre, sólo dime que me amas como nunca y para siempre.

Pensé que debía darte mi vida, pero me di cuenta que todavía la necesitaba sólo para amarte.

Por más que el destino se empeñe en separarnos jamás lo logrará, porque un amor como el nuestro jamás morirá.