REFLEXIONES CORTAS

Las fábulas, parábolas, metáforas, historias y pensamientos son excelentes medios de reflexión que nos dejan grandes lecciones de vida. Reflexionar es de sabios.

No todo lo malo que nos pasa es porque lo merecemos. A veces necesitamos cosas malas y tropiezos en la vida, para madurar y crecer.

Nunca llegarás a tu destino si te paras a arrojar piedras a todos los perros que ladran.

Los enemigos te verán caminando sobre el agua y dirán que es porque no puedes nadar. Incluso si bailas sobre el agua, tus enemigos te acusarán de levantar polvo.

Recuerda, nunca luches con un cerdo. Ambos se ensuciarán; pero el cerdo lo disfrutará.

El azúcar y la sal se pueden mezclar pero las hormigas rechazan la sal y se llevan solo el azúcar. Seleccione las personas correctas en la vida y haga su vida mejor y más dulce.

Si no logras tus sueños, cambia tus caminos, no tu Dios. Recuerda, los árboles cambian sus hojas y no sus raíces.

Lección número 1

Un cura va conduciendo por una carretera y ve a una monja caminando por la autopista. Para el auto y ofrece llevarla, a lo que la monja accede. Ella entra en el coche y cruza las piernas mostrando su belleza. El cura se descontrola y casi choca con otro auto. Después de lograr controlar el coche y evitar un accidente, no se resiste y pone la mano en la pierna de la monja. La monja lo mira y dice: — Padre, recuerde el salmo 129. El Padre se perturba. — Disculpe hermana, la carne es débil... y saca la mano de la pierna de la monja. Llegando a su destino la monja agradece con una sonrisa enigmática, baja del auto y entra al convento. Al llegar a la iglesia, el cura corre hacia las Escrituras para leer el Salmo 129, que dice: "Adelante, persista, más arriba encontrará la gloria del paraíso." Moraleja: si usted no está bien informado sobre su trabajo, puede perder excelentes oportunidades.

Lección número 2

Un granjero resuelve juntar algunas frutas en su propiedad. Toma un cubo vacío y sigue rumbo a los árboles frutales. En el camino, al pasar por una laguna escucha voces femeninas y cree que probablemente algunas mujeres invadieron sus tierras. Al acercarse lentamente, encuentra bellas chicas desnudas bañándose en la laguna. Cuando se dan cuenta de su presencia, nadan hasta la parte más profunda de la laguna y gritan: — ¡Nosotras no vamos a salir de aquí mientras usted no deje de espiarnos y se vaya! El granjero responde: — Yo no vine aquí para espiarlas a ustedes. Estoy aquí para alimentar a los cocodrilos. Moraleja: la creatividad es lo que hace la diferencia a la hora de alcanzar nuestros objetivos más rápido.

La hormiga y la cigarra (versión clásica)

La hormiga trabaja incansablemente todo el verano bajo un calor inclemente. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo y cantando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra, tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío.

La hormiga y la cigarra (versión nueva)

La hormiga trabaja incansablemente todo el verano bajo un calor inclemente. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo y cantando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra, tiritando de frío, sin comida y sin cobijo, organiza una rueda de prensa en la que se pregunta ¿por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida, cuando hay otros pasando hambre, frío y sin cobijo?

Organiza un programa en vivo por TV en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades, mientras se ve a la hormiga en su cobijo con la mesa llena de comida. La opinión pública condena la tremenda desigualdad.

Las asociaciones contra la pobreza, los Sin Tierra, los Sin Techo, los Sin Departamento y la Comisión de Derechos Humanos organizan manifestaciones en contra de la hormiga.

En respuesta a la inminente convulsión social, el gobierno prepara una ley que promueva la igualdad económica con efecto retroactivo al verano.

Los impuestos a la hormiga se incrementan y se le asigna una altísima multa por no hacerse cargo de la cigarra en el invierno.

La casa de la hormiga es embargada por el impago de los altos impuestos y la multa.

La hormiga, decepcionada, termina por irse a otro país, donde su esfuerzo sea reconocido y pueda disfrutar libremente de los frutos de su trabajo.

La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras, quienes irresponsablemente se reproducen esperando a que lleguen las donaciones para sobrevivir ella y sus descendientes.

Trabaja, ahorra e invierte. Los jovenes actúan como la cigarra. Cuando son adultos y tienen responsabilidades que cumplir echan la culpa al Estado de su desgracia, esperando que les solucionen sus problemas.