AMOR SALUDABLE

Mantener una relación amorosa en forma saludable exige mucho esfuerzo.

Aquí algunos consejos para lograr ese amor saludable que todos lo necesitamos.

Para estar bien con alguien, hay que estar bien primero con uno mismo.

No serás capaz de entregarte a otra persona si no estás bien contigo mismo. Hay que conseguir alcanzar un equilibrio personal aceptando tu manera de ser y tu aspecto personal.

Consejo: cuida tu aspecto exterior y gústate, sólo así conseguirás ser atractivo/a para los demás.

La relación de pareja demanda muchos sacrificios pero también te llena de mucha satisfacción.

Cultiva tu amor de forma inteligente.

No existe un amor eterno que se abandona al paso de los años. El amor hay que trabajarlo día a día para mantenerlo siempre joven. La clave está aunar corazón, cabeza y sexo: corazón, para dejar aflorar los sentimientos; cabeza, para poder superar las dificultades; y sexo, para poder disfrutar del amor físicamente.

Consejo: nunca pierdas la capacidad de sorprenderle. Así le demostrarás que es un ser único y especial para ti.

Hablando se entiende la gente.

La comunicación es el único recurso que existe para entendernos. Sólo un dato: el 90% de las parejas que entran en conflicto tienen poca capacidad para el diálogo. Y es que una buena comunicación impide en muchos casos llegar a problemas serios o si ya han hecho su aparición, solucionarlos en el mínimo de tiempo para que no se rompa la armonía.

Consejo: es importante tener en cuenta la comunicación no verbal. Una mirada o un gesto a tiempo pueden evitar llegar a situaciones peligrosas para la estabilidad.

Si aún no tienes pareja, no busques desesperadamente.

Simplemente relaciónate ¿Ya has cumplido los treinta y tod@s tus amig@s tienen novi@? No te lances al primero que se te cruza en el camino. Nunca funciona. Tampoco te encierres en casa porque el amor no llamará a tu puerta. Simplemente plantéate la vida de otra forma. Haz mayor vida social y relacionarte más con personas que puedan tener algo en común contigo.

Consejo: es bueno que seas exigente... pero de manera razonable. El cuento de hadas existe. Lo más importante es que el hombre o mujer que elijas te divierta, te escuche y siempre tenga algo que decirte.

Sexo con humor.

¿Quién ha dicho que el sexo es un acto serio y protocolario? Si realmente quieres seguir manteniendo la llama del deseo encendida, debes practicar un sexo sano, ameno y fantasioso. Tómatelo con amor y humor.

Consejo: es importante que marqués los límites que nunca traspasarías, así no te encontrarás con sorpresas desagradables.

Aprende a dar y compartir sin agobiar.

Much@s hombres y mujeres conducid@s por el miedo de perder a quien aman, buscan cualquier excusa para estar siempre con ella o él, impidiendo que tenga su propia vida en casa o en el trabajo. Craso error. Con esta actitud sólo conseguirás agobiarle y que siempre busque la manera de deshacerte de ti. Ten en cuenta que cada uno debe tener su propio espacio para poder desarrollaros como individuos.

La imaginación a la cama.

El sexo es importante para que cualquier pareja funcione, ya que es lo que distingue este tipo de relación de una paterno-filial o de amistad. Pero la postura del misionero puede llegar a cansar a cualquiera. Adereza este nuevo año tu pasión con un poco de imaginación. Sitios originales donde hacer el amor o jugueteos picantes dan buenos resultados.

Consejo: sorpréndele con besos inesperados, abrázale cuando esté distraído o susúrrale frases atrevidas al oído; prepárale una cita sorpresa; pon en práctica sus fantasías sexuales, siempre y cuando tú estés de acuerdo.

No te lleves los problemas a la cama.

En la cama sólo sexo y descanso, nunca problemas. Muchas parejas en lugar de enfrentarse a los conflictos conyugales, los resuelven con una buena sesión de cama. Mala solución teniendo en cuenta que si no se soluciona el fondo de la cuestión, puede volver a aflorar en cualquier momento.