FRASES PARA EL AMOR DE TU VIDA

Una colección selecta de frases para el amor de tu vida

Por ti suspiro, por ti vivo, por ti soy capaz de entregar mi vida entera, porque eres la persona ideal para entregarte todo el amor y pasión que se desprende de mi alma.

Quise escribir tu nombre sobre la arena, pero el viento lo borraría, luego pensé escribir sobre un papel, pero con el tiempo se perdería, por eso decidí escribir tu nombre en mi corazón, sé que nunca se borrará.

Quisiera que mis manos fueran mágicas para acariciar tu cuerpo y darte salud.

Sabes que te quiero, que te amo y desde el momento que me besaste ya no he pensado en nadie.

Se acabó todo este dolor porque llegaste a mi vida transformándolo en amor.

Sé que hay muchas estrellas en el cielo, pero hay una que destaca de las demás, porque brilla más, y esa estrella divina eres tú.

Sé que no puedo volar, pero hay alguien que me hace sentir que lo puedo hacer, y esa persona eres tú.

Si a media noche se abre tu ventana y una suave brisa acaricia tu cara, duerme tranquilo que es mi voz que te llama.

Si amarte y quererte es para después perderte, entonces no quiero amarte ni verte, lo que deseo es tenerte.

Si me dieran a escoger entre la vida eterna o un minuto más contigo, elegiría un minuto más contigo porque la vida eterna sin ti no es nada.

Si me dieran la oportunidad de escoger otra vez, te escogería a ti sin pensarlo otra vez.

Si mi sangre fuese tinta y mi corazón tintero, con las sangre de mis venas te escribiría te quiero, te amo y te adoro.

Sube al cielo y pregúntale a Dios si hay alguien en el mundo que te quiera más que yo.

Suma tus alegrías, resta tu dolor, multiplica tus amistades, pero nunca dividas tu amor.

Te quiero como eres, te quiero con razón, te quiero porque eres la dueña de mi corazón.

Tengo tu nombre tatuado en mi corazón, tu voz grabada en mi mente, tu olor en mi memoria y tu sonrisa en mi recuerdo.

Tienes unos hermosos ojos, que cuando me miran iluminan mi vida, por favor, no dejes de mirarme porque mi corazón te necesita para vivir.

Todo sueño tiene un fin al despertar, pero el tuyo y el mío nunca acabarán.

Un ángel cayó del cielo para mí, y juro por mi vida que nunca lo voy a dejar volver a subir.

Una palabra se olvida, una lágrima se va, un beso se borra, pero tu recuerdo jamás.