FRASES PARA EL AMOR QUE SE FUE

Lindas frases para dedicarle al amor que se fue.

Ahora que sólo puedo llamarte amigo, ahora que me has dejado, ahora que sé que te he perdido, tan sólo te diré una cosa: jamás podré echar tu amor al olvido. Sé que las lágrimas serán mi destino, pero ya no puedo reprocharte nada, pues tan sólo eres mi amigo.

A través de la distancia mis recuerdos viven en ti, y sólo te pido amor mío que no te olvides de mí.

Al perderte, tú pierdes más que yo, porque yo podré volver a amar como te amaba a ti, pero a ti no te amarán como te amaba yo.

Amor injusto, yo por él y él por otra.

Amores encontrarás como piedras en un rio, pero nunca encontrarás un amor como el mío.

Asómate a la ventana y mira que está cayendo un corazón destrozado, que por ti se está muriendo.

Aunque estés muy lejos de mí, siempre rezaré por ti, porque eres mi luz, mi paz, mi ángel terrenal.

Aunque mis ojos dejen de verte, mi corazón no dejará de quererte.

Aunque te vayas de aquí, siempre estarás en mi mente, nunca serás mi pasado, siempre serás mi presente.

Como hago para olvidarte, si cuando lo empiezo a lograr te vuelvo a ver.

Con lápiz escribí tu nombre, con pluma lo subrayé y al ver que no me querías, con lágrimas lo borré.

Cuando escuches en el viento mi nombre pronunciar, aunque intentes callarlo sabes que no podrás.

De que sirve que la persona que no quiero que me quiera, si la persona que quiero que me quiera no me quiere de la forma en que yo quiero que me quiera.

Dime cómo te saco de mi mente, cómo dejo de pensar en ti, cómo te saco de mis sueños, cómo hago para alejarme de ti, cómo le explico a mi pobre corazón que tú no serás para mí.

El amor es algo complicado, un día lo conoces, al siguiente te enamoras y sin darte cuenta te abandona.

El amor es como el viento, viene y desaparece cuando menos te lo esperas.

El amor es como un violín. La música podrá detenerse ahora y después, pero las cuerdas lo recordarán por siempre.

El color más triste es el morado, pero más triste es estar enamorado de una persona que ni cuenta se ha dado.

El corazón no muere cuando deja de latir; el corazón muere cuando los latidos no tienen sentido.

En ocasiones el llanto es la mejor forma de expresar el amor.

Es fácil decir “hola”; es fácil decir “adiós”; pero no es fácil decir “te quiero” y escuchar un “yo no”.

Es triste mirar al mar una noche sin luna, pero más triste es amar sin esperanza alguna.

Escribí tu nombre en un papel pero se arrugó, luego escribí tu nombre en la arena pero el viento lo voló, luego escribí tu nombre en mi corazón y aún sigue allí.

Esos ojos que me miran derrumban mis esperanzas al saber que no me quieres.

Guárdame en tu corazón y que no se te olvide, que he muerto al perderte, porque tú eras mi vida.

Hoy aprendí que si ya no veo tus ojos no es porque ya no te quiera, sino porque ya no estás aquí.

La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

La soledad de mi corazón llora. Ojalá estuvieses aquí para secar esas lágrimas con tu corazón, pero tu corazón jamás vendrá.

Las noches han sido sueños de eterna pasión, pero cuando despierto vuelvo a la realidad de mi triste corazón.

No es más grande quién más sitio ocupa, sino quién más vacío deja.

No sé definir que es el amor, pero sí sé cuándo éste termina. Termina con la última lágrima, con la garganta irritada y la mirada perdida.

No sé si amarte es un pecado, pero tratar de olvidarte es lo peor que he intentado.

No sé si te amé poco, no sé si te amé mucho, pero lo que sí sé es que jamás volveré a amar así.

Poder tocarte, acariciarte, abrazarte y pensar que jamás tendré tu amor es algo que marchita mi corazón.

Podré no verte, podré no hablarte, pero jamás podré olvidarte.

Por muy larga y fría que sea mi noche triste, nunca echaré al fuego los besos que me diste.

Si fui un resbalón en tu camino, yo no te culpo, porque fui un ciego en creer en tu amor.

Sólo el tiempo me hará olvidar lo que tú en mi corazón has dejado.

Sólo sé que desde que nos separamos mi corazón late por verte otra vez.

Te amé a morir y terminaste con mi vida.

Te amo lo sabes, ¿me amas? quien sabe, mi corazón es tuyo, más el tuyo no sé de quién, y se me rompe al no poderte tener.

Tengo frío, tengo calor, tengo todo menos tu amor.

Tú eres uno y yo soy una, uno y una son dos, dos que podrían ser uno pero no lo quiso Dios.

Un amor imposible es un amor que siempre estará en tú corazón y nunca se te olvidará.

Una vez la tierra me vio nacer, una vez el mundo me vio vivir, una vez tu corazón me amó, una vez tus lagrimas brotaron por mí, ahora solo soy recuerdos de luz y esperanza, ahora solo soy una ola en el mar de tus sueños.