ENAMORATE DE ALGUIEN QUE TE QUIERA DE VERDAD

Enamórate de alguien que te ame, que te espere, que te comprenda aún en la locura; de alguien que te ayude, que te guíe, que sea tu apoyo y tu esperanza

Enamórate de alguien que no te traicione, que sueñe contigo, que piense en ti, en lo que vales como persona, y no en tu cuerpo ni en tus bienes.

Enamórate de alguien que sufra contigo, que ría junto a ti, que seque tus lágrimas, que te abrigue cuando sea necesario, que se alegre con tus alegrías y que te dé fuerzas después de un fracaso.

Enamórate de alguien que vuelva a ti después de las peleas, después del desencuentro, de alguien que camine junto a ti, que sea un buen compañero, que respete tus fantasías, tus ilusiones.

Enamórate de alguien que te ame y esté enamorado de ti.

¡ENAMRATE DE UN GRAN HOMBRE!

No busques a un hombre que sólo hable de sí mismo, sin preocuparse por ti, ni a aquel que se pase las horas halagando sus propios logros.

No te aferres a un hombre que te critique y te diga lo mal que te ves, o lo mucho que deberías cambiar.

¿Para qué quieres a un hombre que te abandonará si no cambias, por un cabello más claro, por unos ojos de otro color, o por un cuerpo más esbelto, si no supo admirar la verdadera belleza que hay en ti?

Un gran hombre no es aquel que llega más alto, ni el que tiene más dinero, casa, carro, ni el que vive rodeado de mujeres, ni mucho menos el más guapo.

Un verdadero y gran hombre es aquel que no oculta sus verdaderos sentimientos ni se refugia en vicios

Un gran hombre es aquel que admira a una mujer por sus cimientos morales y grandeza interior.

Un Gran Hombre, es aquel que camina de frente, sin bajar la mirada, es aquel que no miente y sabe llorar su dolor.